¿Es posible invertir en el mercado inmobiliario sin especular? ¿Existe alguna forma de invertir en proyectos que te importan y sin pasar por un banco? ¿Puede una promoción de viviendas ser rentable y producir un impacto positivo en las personas y el entorno al mismo tiempo? 

 

En Distrito Natural creemos que otro modelo de invertir y financiar proyectos inmobiliarios es posible. Si al construir nuestras promociones cumplimos con estrictos criterios ecológicos y sociales, la financiación del proyecto no puede ser menos. Más aún en el sector de la vivienda, un bien básico que no debería estar sujeto exclusivamente al criterio del beneficio económico. 

 

Al igual que nuestro modelo de covivienda ecológica, que nada tiene que ver con los “colivings” que están aterrizando en España en los últimos tiempos, nuestra forma de financiación es diferente y nada tiene que ver con la especulación y los grandes fondos de inversión. 

 

Creemos en el poder de lo colectivo, de lo común, por eso buscamos inversores e inversoras que quieran participar colectivamente, confiar sus ahorros a un proyecto sólido, solvente y rentable. Pero no solo rentable para su bolsillo: rentable para la sociedad, rentable para sus hijas/os, rentable para el planeta, rentable para el futuro. 

Apostamos, por tanto, por una arquitectura que denominamos “Triple balance”. ¿Por qué triple? Porque no solo cuida y tiene en cuenta su balance económico, Distrito Natural cuida de los balances social y ambiental. Por eso buscamos mujeres y hombres comprometidos, que quieran convertir sus ahorros en una inversión de impacto de forma ética, transparente y sin especulación.

 

Para ello, estamos creado una comunidad de inversores de impacto: particulares, administraciones con suelo en derecho de superficie, fondos de inversión de impacto, propietarios particulares de suelo y demás agentes que quieran formar parte de la inversión de impacto.

 

¿Quieres apuntarte? Escríbenos a info@distritonatural.es